10 formas de evitar el agotamiento durante el entrenamiento

Belleza10 formas de evitar el agotamiento durante el entrenamiento

El ejercicio es esencial si desea vivir un estilo de vida saludable, pero ¿cómo sabe cuándo es demasiado? Comenzar un viaje de acondicionamiento físico puede incluso volverse adictivo a veces, pero a pesar de que está viendo los resultados iniciales, no tiene que establecer constantemente nuevos objetivos y hacer ejercicio por más tiempo y más duro. De hecho, empujar su cuerpo demasiado fuerte o demasiado rápido puede causar lesiones y fatiga. En su lugar, concéntrese en resultados lentos y constantes y siga estos consejos imprescindibles para evitar el agotamiento del entrenamiento.

  1. mezclar intensidad

No intentes ir lo más duro posible todos los días. Varíe los niveles de intensidad y dé días de descanso a ciertas partes del cuerpo para que no se sienta sobrecargado de trabajo. Considere dividir los días de entrenamiento en un día para piernas, un día para el centro y un día para brazos para estructurar su rutina semanal y asegurarse de que ningún músculo se sienta cansado en comparación con el resto.

2. No te rindas a la memoria muscular

Mezclarlo es fundamental. Si hace la misma rutina cada vez, su cuerpo nunca crecerá ni se adaptará; esto se conoce como una meseta de ejercicio. Cuanta más actividad diversa agregue a su régimen, menos probabilidades tendrá de aburrirse y más cambiará su cuerpo de manera positiva.

3. La restauración es actividad.

¿Sientes que no es un entrenamiento a menos que estés temblando y derramando cubos de sudor? Aprenda a ampliar su definición de actividad para que incluya la restauración. Caminar y hacer yoga son formas de actividad perfectamente válidas que te ayudan a tratar tu cuerpo como el templo sagrado que es, en lugar de sobrecargarlo.

4. Los días de descanso son importantes

Dormir todas las noches es clave, ¡pero también lo es tomarse días libres! Los días de descanso te permiten recargar energías y dejar que esos nuevos músculos se desarrollen. Cuando regrese a su rutina de ejercicios, se sentirá más renovado y enérgico que si estuviera quemando la vela en ambos extremos.

5. Escucha tu cuerpo

Al igual que escuchamos nuestro instinto visceral en situaciones, tenemos que escuchar nuestro cuerpo y lo que está tratando de decirnos. Hay una diferencia entre el dolor bueno y el dolor malo: cuando su cuerpo le dice que se tome un descanso o se detenga, ¡escúchelo! ¡Tu cerebro puede estar motivando, pero tu cuerpo está haciendo el trabajo!

6. Forma sobre peso

Puede ser tentador aumentar su rutina agregando kilos adicionales, pero en lo que siempre debe concentrarse es en la forma sobre el peso. Si sacrificas la forma y pesas demasiado, podrías terminar lastimándote y necesitando tomarte un descanso del ejercicio más largo del que deseas.

7. Termine el entrenamiento con una caminata suave

Si le duelen los músculos después de un entrenamiento, no se exceda con una sesión de estiramiento. En su lugar, entre en calor con una caminata suave. Tiene un efecto similar a una sesión de estiramiento y te ayudará a bajar el ritmo cardíaco, devolviéndote a un estado relajado.

8. Coma bien con las comidas posteriores al entrenamiento.

La gente siempre se enfoca en proteína, proteína, proteína cuando se trata de recuperar y desarrollar músculos. Pero los carbohidratos son los desvalidos en los que realmente debemos concentrarnos. Los carbohidratos evitan que el cuerpo funcione y son necesarios si desea mantener y reparar sus músculos. No tengas miedo de comer ese pan y esa pasta; al final del día, puede ayudarte a cincelarte aún más.

9. Consigue un masaje o un rodillo de espuma.

La mejor manera de recuperarse de un entrenamiento (además de un estiramiento) es presionar el botón de reinicio a través de un masaje de tejido profundo. Derrita esos nudos y músculos tensos mientras elimina el exceso de ácido láctico; también hace maravillas al refrescar su estado de ánimo y su perspectiva sobre el ejercicio. ¿Sala de masajes cerrada? Invierte en un rodillo de espuma o Theragun y date un masaje.

10 No te obsesiones con los números

Un número en una báscula de baño es solo eso: un número. No tiene en cuenta las cinturas más pequeñas, las ganancias musculares o la hinchazón. Si realmente necesita una báscula, le sugerimos invertir en una báscula de grasa corporal, que brinda mejores detalles sobre la composición de su cuerpo y no lo deja avergonzado o culpable. Lo mismo ocurre con obsesionarse con las repeticiones y hacer una cierta cantidad de ellas. Esto puede volverse abrumador y crear una mala salud mental. Recuerda: la clave para el éxito del entrenamiento es la calidad sobre la cantidad.

Estos consejos te ayudarán a llevar tu cuerpo a un límite saludable, mientras aprendes a recuperarte adecuadamente de esas intensas sesiones. ¡Intégralos y empieza a ver resultados cuanto antes!

Comparte

Popular

More like this
Related

10 mejores bolsos de mujer para el trabajo y los viajes

A la gente le gusta bromear sobre los bolsos...

9 cuentas de IG positivas para el cuerpo para inspirar y empoderar a todas las mujeres

Las redes sociales en estos días se pueden utilizar...

Pestañas magnéticas: ¿qué son y funcionan?

Si los ojos son las ventanas de tu alma,...

7 niños famosos que ya son adultos

Con las celebridades que conocemos y amamos creciendo y...