10 consejos que te ayudarán a empezar a comer más sano

Belleza10 consejos que te ayudarán a empezar a comer más sano

Cada año nuevo, nos comprometemos a comer más sano. En teoría, es fácil hacer esa promesa, pero es igual de fácil caerse del vagón y ceder a la comida rápida y la comida para llevar. Los planes de alimentación saludables son admirables pero no tan fáciles de ejecutar. Lo importante es que te estás esforzando. Estamos aquí para ofrecer algunos consejos que apoyen la salud general y cambien los patrones de mal comportamiento.

1. Agregue, no restrinja

En lugar de hacer una lista de alimentos que no puede comer, haga una lista de alimentos saludables y vibrantes que apoyen una dieta saludable. Mentalmente, hará que sea más fácil dar el salto a una alimentación saludable. Tal vez necesites más verduras de hoja verde. Tal vez un objetivo sea simplemente agregar más color a sus comidas, ya que al hacerlo aumenta su ingesta diaria de fitonutrientes.

2. No toda la grasa es mala

Nos han lavado el cerebro para pensar que la grasa es mala para nosotros, pero hay muchos productos grasos que son súper satisfactorios para comer, pero que no cuentan como indulgencias. Por ejemplo: las nueces, los aguacates y el AOVE (aceite de oliva virgen extra) son increíbles para la salud y ayudan a equilibrar las hormonas en las mujeres. La clave es conocer la diferencia entre estas grasas saludables y las grasas inflamatorias, como la margarina, las golosinas fritas o el aceite de canola.

3. Cambia el refresco por té de hierbas

Beber refrescos es un mal hábito que es difícil de dejar para muchos. Peor aún, muchos de nosotros lo bebemos en lugar de disfrutarlo adecuadamente. Básicamente, estamos vertiendo una bolsa de azúcar en nuestras gargantas al hacer eso. Vea si puede cambiar los refrescos por té de hierbas, que se ve obligado a sorber en lugar de tragar.

4. Deja de saltarte comidas

Estamos tan acostumbrados a saltarnos comidas y privarnos, pero esto solo hace que nuestro nivel de azúcar en la sangre baje mientras que los niveles de cortisol aumentan. Ambas cosas causan aumento de peso. Para evitar esto, coma varias comidas pequeñas durante el día o tres comidas balanceadas. ¿No tienes tiempo? Asegúrese de tener siempre bocadillos saludables, como frutas o almendras.

5. Preparación de comidas completa

Ceder a los antojos o no tener nada para comer después de un largo día de trabajo puede hacer que tomemos malas decisiones alimentarias impulsivas. En lugar de pedir esa pizza o hamburguesa, planifique sus comidas. Elimina el estrés de lavar y picar las verduras. Puede congelar o refrigerar comidas completamente prefabricadas, o tener vegetales precortados o precocinados listos para que cocinar sea muy fácil.

6. Incorpora pre/probióticos

Además de normalizar la salud intestinal, agregar un suplemento con enzimas digestivas o pre/probióticos estimulará una sensación de saciedad o saciedad. También puede encontrarlos naturalmente en alimentos de origen vegetal como la papaya, pero en caso de que no estén fácilmente disponibles, un suplemento o una bebida como la kombucha o el kéfir funcionan igual de bien.

7. Entrega tus indulgencias, en pequeñas porciones

Haga una lista de alimentos que ”valgan la pena” para usted. Estos pueden ser alimentos tentadores en reuniones familiares, sus comidas favoritas para hacer trampa o algo que le encanta comer después del entrenamiento. Reprimir los antojos nunca es saludable para nuestro cerebro o nuestro cuerpo, así que déjate llevar por el placer decadente y equilibra el resto de la semana para que no empieces a obsesionarte.

8. Comprométete a comer pescado antes que carne

Eliminar la carne de su dieta es una excelente manera de comenzar. No tienes que volverte completamente vegetariano: los pescados grasos como la caballa y el salmón, cuando se comen dos veces por semana, pueden mejorar drásticamente la salud del corazón y el cerebro. Esto es gracias a los ácidos grasos omega 3, que la carne no contiene.

9. Come en platos más pequeños

El control de las porciones es difícil, pero cuando el plato que tienes delante está lleno, mentalmente te ayuda a dejar de comer en exceso. Comer en un plato grande hace que tu cerebro piense que no has comido lo suficiente. Considere también el color de su plato: según la ciencia, cuanto más contraste de color, menos comemos. Por ejemplo: comer macarrones con queso en un plato blanco versus uno verde o azul.

10. Concéntrese en los nutrientes sobre las calorías

El conteo de calorías no es una forma de vivir tu vida, y es mucho más beneficioso para tu sistema si te enfocas en los nutrientes. Nuestra energía depende de qué tan bien la extraigamos naturalmente de los alimentos. Las calorías no son todas iguales, y la calidad de esa caloría es mucho más importante que la cantidad que estás poniendo en tu cuerpo. Concéntrese en los alimentos integrales sobre las opciones procesadas para seguir esta regla.

Comparte

Popular

More like this
Related

6 remedios caseros naturales para las arrugas

La aparición de arrugas eventualmente afectará a todas las...

15 estrellas que hacen que las canas se vean bien

Algunas personas pueden asustarse cuando ven sus primeras canas,...

Las 10 mejores recetas asiáticas bajas en calorías

Si ha estado en los países del sudeste asiático...

6 razones por las que sigues eligiendo a los hombres equivocados

¿Sigues enamorándote del chico equivocado? ¿Está saltando de...